EL INDIGO

Se trata de un factor que podemos encontrar en las palomas mensajeras de competición en muy poca cantidad y de forma aislada y puntual, pero que se va dejando ver de vez en cuando, y aunque pasa prácticamente inadvertido para los mensajeristas en general, para nosotros, dedicados al cultivo del color, es un factor sumamente importante e interesante.

 

Es un factor dominante y autosómico, y sus efectos, como en muchos otros factores, son más evidentes y vistosos en palomas de la línea azul. En palomas azules, sean barradas o rodadas, actúa diluyendo el color negro de las marcas del ala y de la barra de la cola. En el caso de las alas, transforma el negro en un color rojizo oscuro, variando un poco de ejemplar a ejemplar, y en el caso de la cola, la barra se diluye en muchos casos hasta desaparecer del todo, o volviéndose de tonos grisáceos. Las remeras adquieren un tono plomizo azulado, al igual que el resto de la cola, y el pecho y cuello también suelen mostrar tonos algo rojizos aunque menos que el dibujo de las alas, El resto del cuerpo se ve algo menos afectado, y los tonos grises pueden variar algo de intensidad.

 

Cuando criamos un índigo con una paloma azul, obtendremos aproximadamente el 50% azules y el 50% índigos de ambos sexos. Cuando criamos con dos índigos entre ellos, obtendremos también palomas azules, índigos, y también aparecerán palomas con doble dosis del factor índigo, es decir, de forma homocigótica. En estos sujetos, la dilución causada por el factor es mucho mas acusada, y acaba adquiriendo un aspecto similar a un rojo dominante, ya que las zonas rojizas se vuelven aun mas rojas, y las grises de un tono muy claro similar a las de un rojo dominante, con tonos mas bien ceniza claros.

 

Personalmente los encuentro poco atractivos, pero tienen la ventaja que con una paloma azul darán el 100% de la descendencia índigo, por lo que son palomas muy interesantes como reproductoras.

 

Ahora bien, en los últimos años se ha hecho muy popular el color llamado “azul andaluz”, que no es otra cosa que la combinación del índigo con el factor de extensión, o dicho de otra forma, un negro con el factor índigo. En este caso actúa también como una dilución, y transforma el negro de las alas en un color azul plomizo de gran belleza, y en los buenos ejemplares, el color de cada pluma mas claro con el borde a modo de ribeteado mas oscuro, dando un contraste de gran belleza, algo variable según la dirección e intensidad de luz que reciba. Hay ejemplares que muestran aun alguna tonalidad rojiza en las alas, que aunque son validos para reproducción, no lo son para exponer. Las alas y la cola quedan enteras de color gris plomo, y el resto del cuerpo (cabeza, cuello y pecho y abdomen se mantienen prácticamente negros. Para criar este color, el procedimiento es el mismo, pero con ejemplares negros, es decir, la pareja de azul andaluz x negro, que nos dará 50% negros y 50% azul andaluz de ambos sexos. Si únicamente tenemos índigos, nos bastará con emparejarlo con un ejemplar negro y ya obtendremos ejemplares azul andaluz para poder trabajar el color. Si cruzamos dos andaluces entre ellos, tendremos un porcentaje de animales con doble factor índigo, que también pueden ser de gran belleza. Estos ejemplares son bastante claros de color de fondo, gris tirando a blanquecino, con la zona de cabeza y cuello gris más oscuro, y un ligero ribeteado en las alas de un tono normalmente gris más oscuro sobre el fondo casi blanco.

 

Si bien hemos comentando los efectos y cría del índigo propiamente dicho, y su variante azul andaluz, cabe destacar que su uso no se estanca aquí. Según varias fuentes es un elemento clave para mejorar el color en los rojos recesivos, y también, se puede combinar con otros factores como ópalos y reducidos, y obtener matices de gran belleza. También comentar que sobre la línea roja (rojos dominantes o ceniza) es prácticamente imperceptible. Una ultima cosa por si todo esto no ha quedado claro, cabe tener muy en cuenta que si criamos ejemplares índigos o azules andaluces, la descendencia negra y azul que den no será portadora de índigo, es un color dominante y como tal se comporta por lo tanto los azules o negros que nos salgan de un índigo no serán mas que eso, azules o negros sin mas.

 

 

Arnau Constans    (Boletín nº3)

CONTACTAR CON NOSOTROS

ARNAU CONSTANS

arnau_i_jordina@hotmail.com

tlf:    639404525

 

ANTON CARRO

Anton_Carro@hotmail.com

tlf:666396174

 

 

 

 

Encargado de la web:

 

IVAN FERNÁNDEZ

ivan_fer_lop@hotmail.com

tlf:670064930